Cuando la pintura es sincera, nos transmite muchos sentimientos.

Cuando los pinceles llevan, además de óleo o acuarela, el pasado y el presente, y a veces trazas de porvenir, vemos en las obras algo más profundo de lo que estas representando en ellas. Vemos el espíritu que alimenta al artista, la sensibilidad que mira por sus ojos, la dedicación con la que emprende cada cuadro, el trabajo minucioso que desarrolla cada día y que le lleva a dejarse ver a través de su pintura. Cuando la pintura es sincera nos muestra, a través de la luz, de la pincelada y del color, la propia personalidad del artista.

En esta exposición, los cuadros nos transmiten esa sinceridad propia de los artistas minuciosos y entregados, que creen en su propia obra. Los lienzos y las acuarelas de NASRIN REZAIE, impregnada de sutileza, vibran entre la luz y el colorido con un toque femenino que busca la belleza en las cosas sencillas, en un bodegón caprichoso o en el rincón soleado de un jardín. Una técnica depurada y minuciosa se deja ver en sus obras.

Desde 1994, una larga trayectoria de exposiciones individuales y colectivas, avalan a NASRIN, Tehrán, Madrid, e individuales en Londres, Los Ángeles, Frankfurt, Paris, Dubai, Bakú, son testigos del periplo de esta artista que actualmente alterna su tiempo dando clases y dirigiendo su academia de pintura “MARMAR”.

MARI ROMERO

17 de Diciembre de 2009

© Copyright 2011. All rights reserved.